Los Andes en Copiapó

Mientras se prepara el rescate de los mineros chilenos, los sobrevivientes de los Andes jugaron ayer en Santiago, a 800 kilómetros de la mina San José,  el partido que rememora el 38 aniversario del otro “milagro”.  ¿Copiapó y Los Andes son realmente historias espejo?

Cuando un periodista uruguayo va a cubrir un hecho internacional siempre tiene que preguntarse qué le puede interesar al público de su país.

Qué de todo ese material posible puede ser cautivante para una persona que está lejos y que ya tiene suficientes problemas con Mujica, Joselo López, Julio Bocca, el Grupo Casal y el Grupo Forlán.

Pero la historia de los mineros de Copiapó es tan universal que no resiste ningún análisis en contra.

Tiene todos los condimentos que debe tener una buena historia.

Amor, tensiones, embarazos varios,  engaños, omisiones, poesías varias entre la mina y la superficie.

Hay un ex jugador de fútbol de la selección chilena, un corredor de maratones que no pierde el tiempo y hace 10 kilómetros todos los días bajo los escombros.

Hay suspenso por el propio rescate.

Hay también suspenso por los casos de bigamia que esperan en la superficie un juicio final.

La Mina San José es un circo mediático enloquecedor, que convertirá a un grupo de personas de condición improbable en celebridades por derrumbe.

La locura ya comenzó a dispararse en los medios: los principales canales de TV se disputan al vocero de los mineros como presentador.

Pretenden que sea el primer rescatado para animar la trasmisión internacional del rescate.

Y por supuesto, ya empezaron las intrigas políticas porque todos quieren réditos de la situación.

Además, hay historias que todavía no despegaron, como el destino de la vacilante Mina San José, una verdadera bomba de tiempo, según los expertos. La minería chilena será objeto de revisiones después de este episodio. En cinco años murieron 23 obreros.

Y, claro, habrá muchas obvias emociones más en las próximas horas.

La pregunta que muchos nos hacemos es: ¿son héroes los 33 de Copiapó?

¿Son los héroes del Bicentenario, como se les llama en esta provincia?

¿O simplemente son víctimas de las circunstancias, de las malas condiciones de trabajo?

¿Es una historia de explotación o es una historia de heroísmo?

Posiblemente sea ambas cosas.

En Peñalolén, Santiago, 800 kilómetros al sur de la mina, un grupo de sobrevivientes de los Andes jugaron ayer otra vez al rugby el partido que no pudieron disputar en 1972. El Old Boys de Montevideo jugó con su homónimo de Santiago por la Copa Amistad celebrando el 38 aniversario del «milagro».

En tierra chilena, Canessa, Zerbino y otros protagonistas del episodio siguen de cerca el milagro de Copiapó.

Un milagro humano en las heladas alturas de la cordillera. Otro milagro humano en las profundidades del cobre.

Unos sobrevivientes nacieron en cuna de oro y otros a duras penas sobreviven  al cobre con salarios de 400 dólares al mes. Aun así los muchachos de los Andes creen haber encontrado un espejo.

Se ve cuando uno llega a los alrededores de la Mina San José. Hay 32 banderas chilenas y una boliviana en homenaje a los mineros. La otra bandera extranjera es la uruguaya. La colocó Gustavo Zerbino en el pabellón del Campamento Esperanza. Ellos esperan en silencio el desenlace, tal vez pensando que es el principio de una nueva etapa para la leyenda de los Andes.

Un poco antes de concurrir a disputar la Copa Amistad de rugby, Canessa me dice por teléfono: «no queremos molestar, por eso no vamos a la mina».

¿Alguien recordará a estos mineros dentro de 38 años? ¿Dentro de tres?

¿Habrá un partido homenaje anual para ellos? ¿O terminará siendo un montaje al estilo Gran Hermano?

Con cautela, el grupo de los Andes prefiere ejercer su padrinazgo en Copiapó a la distancia.

Ellos parecen entender lo que pasa 700 metros bajo tierra.

Si todo sale bien ya no estarán tan solos en la supervivencia.

Confían en que la simetría del tiempo hará lo demás.

 

Una respuesta a “Los Andes en Copiapó

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s